Corrían los primeros años del s. XX, en el país se manifestaban grandes estragos sociales. Tras el fraude electoral que una vez más el presidente Díaz ejerció y el plan redactado por Madero en San Luis Potosí, se desató la llamada Revolución Mexicana; los caudillos principales, Zapata y Villa, emprendían sus largas jornadas revolucionarias, agrupando gente para las embestidas contra el ejército huertista y carrancista respectivamente. Mientras todo eso acontecía en los principales frentes estratégicos, en el Estado de Jalisco, en el municipio de Zapotlán el Grande, el 21 de septiembre de 1918, vería la luz por primera vez Juan José Arreola Zúñiga, excelso ensayista, narrador, poeta e ícono literario nacional.

arreolaa

Hombre de historia señera, no terminó el nivel académico primario y a leer se instruyó de oídas. Creció  entre animales y el rancho, a palabras del propio Arreola, aprendió a caminar por un borrego negro que salía de un corral. Hasta ese entonces, en un personaje con tales acontecimientos no se vislumbraría el gran acervo cultural que le daría a México, al mundo entero.

No es coincidencia que haya nacido en un 21 de septiembre, día de San Mateo, para los hebreos la etimología de dicho nombre significa “el que nace con un don” y vaya que Arreola lo tenía.

Estudió actuación en la Escuela de Teatro del INBA, fue becado por el Instituto Francés de América Latina y viajó a París en el año de 1945, lugar donde estudiaría declamación y diversas técnicas de actuación. También ejerció distintos oficios que de manera autónoma aprendió: periodismo y encuadernación por ejemplo.

Tras su regreso a México de la ciudad de París, emprendería una nueva aventura trabajando como autor de solapas y corrector de textos en el Fondo de Cultura Económica.

2015-0921_juan-jose-arreola_05

Entre sus obras más insignes, se encuentran La Feria, Varia Invención, Bestiario y Confabulario. La manera en que escribía libremente le hizo acreedor de un estilo único y referente de los cuentos fantásticos; no sólo era contemporáneo de diversas figuras célebres literarias como Octavio Paz, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Pablo Neruda o García Márquez, sino que todos ellos resaltaban y reconocían el trabajo del jalisciense.

arreola-varia-invecion bestiario-arreola-1039-1 confabulario-arreola-1013-1

Por desgracia todo lo que empieza debe terminar, así como los cuentos que Arreola escribía su vida también llegaría a su fin; el 3 de diciembre de 2001 el literario y ensayista acontecería la última página de su libro personal. Acreedor de múltiples premios y reconocimientos (Premio Nacional de Periodismo, Premio Jalisco de Literatura, Premio Festival Dramático del INBA, Premio Xavier Villaurrutia, Premio Azteca de Oro, por mencionar algunos) tanto durante su instancia existente y posterior a su acaecimiento.

No hay mejor manera de conmemorar los 15 años luctuosos de Arreola que releyendo el legado literario heredado, aquel que fue guiado por una pluma libre y  un borrego negro salido del rancho. Si tiene la oportunidad asista a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, lugar dónde encontrará diversos títulos de Juan José.

Aquí una muestra del léxico profundo y descriptivo de Arreola en cuanto al significado de la poesía.

No hay comentarios

Dejar respuesta