Focos, tanques de gas, una estufa y una lavadora son algunos de los objetos transformados por el autor

Objetos triviales cumplen una función distinta para la que fueron creados, esa es la constante que ofrece la exposición Las estructuras son inconscientes. A partir del próximo 31 de mayo, la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS), abrirá al público la muestra del artista Ariel Schlesinger, quien trae por primera vez su trabajo a México y toda Latinoamérica.

Sin títulos, (máquinas de burbujas)
Foto: Brayan Hernández.

Todos esto objetos no están funcionando como nosotros los asumimos desde el principio. La muestra proviene de un background anárquico de cómo vivió la vida (el artista) tanto en Israel como en Estados Unidos“, así declaró la curadora de la exposición, Michele Fiedler. También comentó se pretende en el hilo conductor del recorrido “se vean varías cosas repetidas, puesto que es un tipo de augurio, una forma de doble o dejavú espiritual. Esto se asocia con ir por buen camino“.

La exhibición cuenta con 13 objetos que fueron modificados para cambiar su valor de uso, atribuyéndole otras cualidades. A su vez, se develó en conjunto el proyecto Fachada, que implica una motoneta de color amarillo de origen alemán. Dicha obra fue una colaboración entre Schlesinger y Jonathan Monk, quienes realizaron una re-intepretación de la pieza icónica de Gabriel Orozco: Until you find another yellow schwalbe.

 

Obra: A la distancia de un brazo,
Foto: Brayan Hernández.

En cuanto al entendimiento del espectador, Ariel prefiere “dejar una lectura abierta. Aunque tuve muchas ideas, lo mejor es que venga cada quien con su percepción y experiencia y le de una lectura“. Entre las piezas más icónicas resalta Sin título (máquinas de burbujas): son siete mecanismos eléctricos  que generan burbujas de jabón rellenas de gas propano y al caer en una parrilla con electricidad generan una flama.

Otros elementos de la exposición refieren a un hipertexto, es decir, se basan en trabajos anteriores de otros artistas, como el caso de After all reds (luego de todos rojos), que hace referencia a la obra de Douglas Gordon llamada All red. La pieza de Ariel consiste en una serie eléctrica de focos rojos que están rotos y a su vez conectados a la corriente eléctrica.

El trabajo conceptual del artista israelí estará hasta el tres de septiembre en la SAPS,  a tres cuadras del metro Auditorio.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta